Argentina: “Le pedimos a Nuestra Madre de Luján que nos una como Pueblo”

Argentina: “Le pedimos a Nuestra Madre de Luján que nos una como Pueblo”
Con el lema: “Madre, ayúdanos a unirnos como Pueblo”, el sábado 5 de octubre se realiza la 45° Peregrinación Juvenil a Pie a Luján 2019, organizado por la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular del Arzobispado de Buenos Aires, Argentina.

“En Argentina hay una gran necesidad de caminar juntos, que nos unamos como pueblo, para afrontar todas las situaciones que estamos viviendo. Le pedimos a Nuestra Madre que nos una y nos acompañe como pueblo a vivir en unidad a pesar de la gran diversidad que tenemos, sólo así lograremos construir una sociedad diferente”, lo dijo Mariano García, miembro de la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular del Arzobispado de Buenos Aires, Argentina, en vista de la 45° Peregrinación Juvenil a Pie a Luján 2019, en programa para este sábado 5 de octubre.

“Esta peregrinación involucra a toda la Argentina”
Dialogando con Vatican News, Mariano García señaló que, “esta peregrinación a la casa de nuestra Madre se viene organizando con bastante tiempo y desde diferentes áreas, en las diferentes parroquias y en la Comisión de la Arquidiócesis, y se cuenta con la colaboración de muchos voluntarios, alrededor de seis mil voluntarios, para poder atender a los peregrinos que recorrerán a pie cerca de 60 kilómetros para llegar al Santuario de Nuestra Señora de Luján”. Asimismo, el miembro de la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular dijo que, “esta peregrinación involucra a todo el país, a toda la Argentina, puntualmente a lo que es la región de Buenos Aires, que está conformada por 12 diócesis y las respectivas parroquias de estas diócesis, ya que Nuestra Señora de Luján es patrona de los argentinos y Ella recoge la devoción de tantos hombres y mujeres que cada año peregrinan a la casa de Nuestra Madre de Luján”.

El lema de la Peregrinación 2019
Asimismo, Mariano García explico que el lema para la Peregrinación Juvenil es fruto de la oración con las intenciones que los peregrinos escriben en los cuadernos de la Basílica de Luján, que este año es: “Madre, ayúdanos a unirnos como Pueblo”. “De miles de intenciones, uno de los datos más relevantes que conformaron un común denominador es pedirle a la Virgen de Lujan por la unión en sus familias, en sus hogares, en sus barrios, en el país. La preocupación de los fieles denota la necesidad de armonía, acuerdo, amistad y unión en todos los órdenes de la vida”.

“Este año le pedimos que nos ayude a unirnos como pueblo: ‘Madre, ayúdanos a unirnos como pueblo’. Ella que es madre justamente nos ayuda a que al vernos nos reconozcamos como hermanos pero, además, este año decimos ‘a unirnos como pueblo’. Nos une como pueblo tener un mismo origen, nos une como pueblo estar caminando juntos, nos une como pueblo tener una misma meta, un mismo objetivo. Ese objetivo es buscar el bien para todos, y para esto es necesario que cada uno, en este caminar, pongamos lo que está a nuestro alcance al servicio del otro: nuestras capacidades, nuestras virtudes, también nuestras limitaciones”.

Los jóvenes en camino a la casa de la Madre
Finalmente, Mariano García recordando su participación en el Sínodo para los Jóvenes que se desarrolló el año pasado en el Vaticano y relacionándolo con esta peregrinación juvenil al santuario de Luján dijo que, “el Papa Francisco, valora mucho la religiosidad popular, la devoción popular y esta peregrinación de Luján tiene mucho de esto, porque aquí no solamente concurren miles de personas que son de parroquias, sino también del pueblo de Dios. Es la fe del pueblo que sale y camina. Y de ahí que me queda la imagen de vivir en sinodalidad es muy fuerte y es una gran necesidad de poder como Iglesia caminar juntos para dar así testimonio”.

Así, la presencia de nuestra Madre en su casa de Luján que nos convoca, abraza y celebra la vida de cada peregrino y la vida de todos sus hijos, nos recibe así como estamos, así como llegamos, nos hace y nos une como Pueblo. Caminemos con la certeza de que María nos cuida, especialmente cuando ‘caminamos por la vida muchas veces cansados, necesitados, pero queriendo que la luz de la esperanza no se apague. Nuestra Madre mira a este pueblo peregrino, pueblo de jóvenes querido por ella, que la busca haciendo silencio en el corazón aunque en el camino haya mucho ruido, conversaciones y distracciones. Pero ante los ojos de la Madre sólo cabe el silencio esperanzado. Y así María ilumina de nuevo nuestra juventud’.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *