Card. Barreto: Los poderosos del mundo oprimen al pueblo de Dios

Card. Barreto: Los poderosos del mundo oprimen al pueblo de Dios

El cardenal Pedro Barreto, tomó posesión este domingo de la Basílica de san Pedro y san Pablo en la ciudad de Roma. Cumplió con la tradición que da a todos los purpurados un templo en la capital italiana. Este acto es una muestra de la universalidad de la Iglesia y de la cercanía con el Papa

La Basílica de San Pedro y San Pablo
La celebración eucarística comenzó a las diez y media de la mañana, en el templo ubicado en la periferia de Roma. En el acto estuvo presente la embajadora del Perú ante la Santa Sede, María Elvira Velásquez, y algunos integrantes del cuerpo diplomático, así como numerosos sacerdotes. Un numeroso coro acompañó la misa.

La Basílica de San Pedro y San Pablo está encargada los Frailes Menores Franciscanos. Se comenzó a construir en 1939 y fue inaugurada hasta 1955. Fue erigida parroquia en 1958 y en febrero de 1965, el Papa Pablo VI la estableció con el título cardinal Sanctorum Petri e Pauli en Via Ostiense (Santos Pedro y Pablo en Vía Ostiense).

Homilía
En la homilía, el Cardenal citando al Papa afirma: “Cuaresma es un tiempo fuerte para una conversión ecológica integral de cada uno de nosotros y de toda la comunidad eclesial”.

El purpurado citando el libro del Deuteronomio 26. 4-10, recuerda que así como los egipcios oprimieron y esclavizaron a los judíos, hoy, “los poderosos del mundo oprimen y maltratan al pueblo de Dios. El 80% de las riquezas del mundo están en manos del 20% de la humanidad”.

Esta situación genera entre “los pobres, marginados, indígenas despojados de sus tierras, efectos devastadores del cambio climático, causado por la irresponsabilidad humana debida a la irracional explotación de los recursos naturales. Es esta la dura esclavitud de la mayoría de la humanidad, especialmente de los pobres y afligidos”.

El Cardenal recuerda que Dios escucha el clamor de su pueblo y se manifiesta porque “el Señor nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazo extendido”. Y el fruto de la acción liberadora de Dios es que el pueblo posee una tierra en herencia, “para que la cultivemos y la protejamos”.

Para Barreto, la certeza, la seguridad puesta en el Dios libertador debe ser total. Desde esta perspectiva, en el Evangelio, afirma, se nos presenta a Cristo, tentado, puesto a prueba en el desierto: “A pesar de su hambre… se mantuvo firme en sus convicciones… Se alimentaba de la Palabra de Dios para resistir la tentación del desánimo, la división, la envidia y el enfrentamiento. Experimentó la soledad y el abandono de un mundo sordo y mudo al sufrimiento del Cristo de hoy”.

El Cardenal finaliza su homilía haciendo un llamado a ser “fuertes y audaces para vivir el proceso de la cuaresma … Así promoveremos la vida y la fraternidad cultivando y protegiendo responsablemente nuestra madre tierra, don de Dios para todos”.

Acogida de la comunidad
Al terminar la eucaristía, el Cardenal Barreto agradeció al Papa por nombrarlo cardenal y por darle la misión de la Basílica de San Pedro y San Pablo. También entregó dos signos, recuerdos para la parroquia: un afiche con la imagen de los mártires Swignief y Miguel, Franciscanos Conventuales, un relicario con la tierra regada con la sangre de los mártires y una efigie del Señor de los Milagros. Después de la misa, el Cardenal compartió un almuerzo con la comunidad.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Card Barreto toma de posesion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *