Chile: Misa de desagravio por la quema de la Iglesia de los Carabineros

chile-misa-de-desagravio-por-la-quema-de-la-iglesia-de-los-carabineros

En la primera protesta del año contra el gobierno del presidente Piñera, manifestantes quemaron la Iglesia San Francisco de Borja y su mobiliario, el pasado viernes 3 de enero. El obispo castrense, Monseñor Santiago Silva Retamales, celebró la misa de desagravio. «Han quemado el templo, pero no quemaron la comunidad, no quemaron la fe”, aseguró.

El obispo castrense de Chile, monseñor Santiago Silva presidió una misa de reparación ante la Iglesia de San Francisco Borja, templo institucional del cuerpo de Carabineros, quemado el pasado viernes por un grupo de encapuchados que manifestaban en una plaza aledaña. “Han quemado el templo, pero no quemaron la comunidad, no quemaron la fe” dijo monseñor Silva durante la homilía de la misa en la que participaron el nuncio apostólico en Chile, monseñor Alberto Ortega Martín, los obispos auxiliares del arquidiócesis de Santiago, los capellanes de las tres ramas de las Fuerzas Armadas, el Director general de Carabineros y cientos de oficiales y civiles.

En un altar improvisado ante las puertas quemadas de la Iglesia, el obispo castrense reflexionó sobre “la violencia, las ansias justas de la gente, la falta de diálogo, la falta de respeto a las personas y a las instituciones”, que se han desatado con las manifestaciones sociales y disturbios callejeros que desde octubre de 2019 tienen en jaque varias ciudades del país, en particular, el centro capitalino. “Necesitamos conversión del corazón, que el Señor, ante esta iglesia institucional de Carabineros destruida, nunca nos haga perder el anhelo de tener un Salvador para poder reconstruir nuestra sociedad, como sociedad en la justicia, en la paz, en el derecho” –afirmó monseñor Silva.

La Iglesia de San Francisco Borja, construida a finales del siglo XIX y asignada a los Carabineros en 1976, fue atacada por un grupo de encapuchados que participaban en una manifestación en la cercana Plaza Baquedano. Los manifestantes sacaron sillas, muebles y biblias que fueron quemadas frente al recinto mientras el interior de la iglesia quedó completamente destruido ya que los vándalos no permitieron la acción de los bomberos para controlar el fuego. Al finalizar la eucaristía, junto al rezo del Ave María se invitó a la comunidad a hacer el gesto de abrir y atravesar las puertas del templo quemado.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *