El Papa: “Los evangelizadores no sean empresarios o arribistas”

El Papa: “Los evangelizadores no sean empresarios o arribistas”

“Anuncio, servicio y gratuidad”, son las tres dimensiones de la evangelización que ha subrayado el Papa Francisco en su homilía, en la Misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta.

La evangelización tiene tres dimensiones fundamentales: el anuncio, el servicio y la gratuidad, lo ha subrayado el Papa Francisco en su homilía, en la Misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta.

Las decisiones empresariales no cambian los corazones
Partiendo de las Lecturas bíblicas del día, el Pontífice aclara que es el Espíritu Santo el “protagonista” del anuncio, que no representa una simple “predicación” o la “transmisión” de algunas ideas, sino es un movimiento dinámico capaz de “cambiar los corazones” gracias a la obra del Espíritu. “Hemos visto los planes pastorales bien hechos, perfectos”, precisa el Papa, “pero que no eran instrumentos para la evangelización”, porque simplemente era fin a sí misma, “incapaz de cambiar los corazones”.

“No es una actitud empresarial aquello que Jesús nos manda hacer, con una actitud empresarial, no. Es con el Espíritu Santo. Esta es la valentía. La verdadera valentía de la evangelización no es una terquedad humana, así… No. Es el Espíritu Santo que nos da la valentía y lo lleva adelante”.

En la Iglesia es necesario servir, no escalar
La segunda dimensión de la evangelización evidenciada por el Papa Francisco es aquella del servicio, dado también “en las cosas pequeñas”. De hecho, es equivocada la presunción de querer ser servido después de haber hecho carrera, en la Iglesia o en la sociedad: “el escalar en la Iglesia – agrega – es un signo de que no se sabe qué es la evangelización”, “aquel que manda debe ser como aquel que sirve”.

“Nosotros podemos anunciar cosas buenas pero sin servicio no es anuncio, parece, pero no es. Porque el Espíritu no solo te lleva adelante a proclamar las verdades del Señor y la vida del Señor, sino te lleva también a los hermanos, a las hermanas para servirlos. El servicio. Incluso en las cosas pequeñas. Es feo cuando se encuentran evangelizadores que se hacen servir y viven para hacerse servir. Es feo. Serán como los príncipes de la evangelización”.

La gratuidad de la evangelización
Finalmente, la gratuidad, porque ninguno puede redimirse por sus propios méritos. “Gratuitamente han recibido – nos recuerda el Señor – gratuitamente den”.

“Todos nosotros hemos sido salvados gratuitamente por Jesucristo y por ello debemos dar gratuitamente. Los operadores pastorales de la evangelización deben aprender esto, sus vidas deben ser gratuitas, al servicio, al anuncio, llevados por el Espíritu. La propia pobreza los lleva a abrirse al Espíritu”.+

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *