Episcopado de Panamá preocupado ante el debate de las leyes migratorias

Episcopado de Panamá preocupado ante el debate de las leyes migratorias
Ante la propuesta de ley que pretende endurecer las políticas de regularización migratoria en Panamá, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal panameña hace hincapié en que los migrantes no son una amenaza, sino personas que están buscando mejores condiciones de vida a causa del desplazamiento forzado, la trata humana, la violencia, la pobreza, la persecución política y el terrorismo: «no podemos responsabilizarlos de los males sociales que nos afectan como país», escriben los obispos.

El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal panameña manifiesta su preocupación ante el debate entorno a las reformas de las leyes migratorias en Panamá, que ha generado tensión entre algunos sectores de la sociedad.

A través de un comunicado, los obispos recuerdan que Su Santidad el Papa Francisco ya había manifestado que la Iglesia «observa con preocupación el resurgimiento, en casi todas partes del mundo, de corrientes agresivas hacia los extranjeros, especialmente los inmigrantes” (Mensaje en la Asamblea Plenaria de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, del 1 al 3 de mayo de 2019).

Solidaridad con los migrantes
«Nuestro país ha sido históricamente un país de tránsito, conformado por migraciones, unas forzadas y otras animadas por la búsqueda de una mejor calidad de vida», escriben los prelados indicando que Panamá «siempre ha mantenido sus brazos abiertos para recibir a personas de todo el mundo y este espíritu de solidaridad y fraternidad debe fortalecerse, especialmente en estos momentos».

Buscar caminos de encuentro
Asimismo, el Comité Permanente hace hincapié en que los migrantes no son una amenaza, sino «personas que están buscando mejores condiciones de vida a causa del desplazamiento forzado, la trata humana, la violencia, la pobreza, la persecución política y el terrorismo. No podemos responsabilizarlos de los males sociales que nos afectan como país. Más bien debemos buscar caminos de encuentro, de diálogo y de paz que nos hagan crecer en fraternidad y solidaridad».

Necesitamos una política migratoria integral
Por último, el Episcopado afirma ser consciente de la necesidad de una política migratoria integral del estado panameño, que respete los derechos y la dignidad de los migrantes y refugiados: «esto exige un análisis a partir de datos oficiales, de la revisión de leyes y decretos vigentes sobre migración, para adoptar políticas públicas migratorias que garanticen la paz, la solidaridad con los desvalidos, la seguridad y el respeto mutuo entre todos los habitantes de nuestro país».

Por su parte, el debate gira en torno al anteproyecto de ley que pretende modificar y adicionar artículos al Decreto Ley 3 del 2008 sobre el Servicio Nacional de Migración de Panamá. Una propuesta que contempla la revisión de visas y categorías asignadas al momento de ingreso al país, así como un control más rígido en los procesos de regularización migratoria.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *