Eritrea: cerrado el último hospital católico del país

Eritrea: cerrado el último hospital católico del país

Las fuerzas del orden eritreas han precintado también las instalaciones de Zager. Las religiosas que lo dirigían fueron desalojadas, y no pudieron llevarse el equipo del hospital. En las últimas semanas se han cerrado 22 hospitales y clínicas católicas en el país africano.

En Eritrea, se cerró el último hospital católico. Lo dio a conocer la Agencia Fides explicando que este viernes las hermanas que dirigían la estructura de Zager fueron desalojadas por las fuerzas del orden y las puertas fueron selladas. Las religiosas fueron intimadas a abandonar el hospital inmediatamente y se les impidió que se llevaran el equipo del hospital. El nosocomio brindaba servicios de maternidad y asistencia médica general a la aldea de Zager, a unos treinta kilómetros de la capital, Asmara.

Llamamientos de los obispos
En las últimas semanas, se han cerrado 22 hospitales y clínicas católicas. Algunos observadores leen en esta ola de requisiciones una respuesta del régimen de Isayas Afeworki a las críticas de la Iglesia a su gobierno. En sus cartas pastorales, los obispos católicos han pedido reformas políticas profundas en el país que, en la actualidad, no tiene una Constitución y nunca ha organizado elecciones presidenciales y legislativas. El gobierno ha respondido que los cierres se ajustan a las normas introducidas en 1995, que limitan las actividades de las instituciones religiosas: escuelas, proyectos agrícolas, hospitales y atención a los ancianos.

Las consecuencias para la población
El jueves pasado, otro grupo de monjas que dirigían un centro de salud en el sur del país recibió la orden de abandonar su residencia. Una de ellas declaró: «Esta acción hiere más a la gente común que a las organizaciones religiosas».

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *