Gobierno de Nicaragua lanza nuevo ataque a población

Gobierno de Nicaragua lanza nuevo ataque a población

El Gobierno de Nicaragua realizó ayer un nuevo ataque armado, un intenso bombardeo de más de siete horas contra la población del país, esta vez en la ciudad de Masaya, con énfasis en la comunidad indígena de Monimbó

Pese al repudio local e internacional, el nuevo ataque dejó un saldo de al menos tres fallecidos que se suman a una lista de más de 351 personas muertas en la crisis.

Durante la intervención gubernamental, el cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes llamó a los habitantes de Masaya a resguardarse en lugares seguros, “ante el acoso armado” de las “fuerzas combinadas” del Gobierno. La alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea y vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, llamó al Gobierno de Nicaragua a poner “fin inmediato a la violencia”, sin ser escuchada. Ortega tampoco atendió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que le recordó que “ya existe un marco para detener la violencia y abrir canales de diálogo que eviten más pérdidas de vida”. Tampoco causó efecto el llamado del secretario de Estado adjunto en funciones para Latinoamérica de Estados Unidos, Paco Palmieri, quien instó “enérgicamente al presidente Ortega a que no ataque a Masaya”.

“Llorando por todos los muertos y rezando por sus familias, hago, con todas mis fuerzas humanas y espirituales, un llamado a las conciencias de todos, para lograr una tregua, y permitir un rápido regreso a las mesas del diálogo nacional”, dijo en un emotivo mensaje de audio el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, sin éxito.

Nuncio Stanislaw Sommertag
El secretario de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, padre Víctor Rivas, nos da los detalles de la situación en este país.

Padre Víctor Rivas secretario de la C.E.N
En un tuit de la religiosa nicaragüense, Xiskya Valladares, como la “Monja tuitera” (León, Nicaragua) es una religiosa de la congregación Pureza de María, radicada en España y colaboradora en diferentes medios periodísticos, filóloga, fotógrafa y co-fundadora de iMisión.
Escribe una carta abierta a la Comunidad Internacional declarando que paramilitares y fuerzas del gobierno de Ortega han quemado vivos a familia con niños, han disparado a ciudadanos que marchaban pacíficamente por las calles, han disparados a niños, han violado iglesias, han herido a un obispo, han detenido a muchos sin orden judicial, los han torturado, han entrado en las casas con lista en mano para llevarse a colaboradores antigubernamentales. Ancianos, mujeres, niños, hombres, nadie se salva en la actual Nicaragua. Son crímenes de lesa humanidad en toda regla.

El Gobierno nicaragüense expresó su “más enérgica protesta” por las “declaraciones parcializadas” de la ONU, que denunció que la ley de terrorismo aprobada por el Parlamento el lunes puede usarse para criminalizar las manifestaciones en el país. Bajo esa nueva ley el Gobierno de Nicaragua procesó a los líderes rurales Medardo Mairena y Pedro Mena, a pesar de que fueron capturados antes de su aprobación. La CIDH y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por “asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país”, lo cual ha negado. Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de los años de 1980, también con Ortega siendo presidente.

Padre Víctor Rivas secretario de la C.E.N
Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

En uno de los mensajes de algunos feligreses, se lee “Esta es La Paz de la que habla el Gobierno. Un ataque desmedido y brutal en contra de un centro humanitario en donde se atendían heridos. Compartimos imágenes de cómo quedó la parroquia Jesús de la Divina Misericordia en Managua luego que policías y paramilitares atacaran por más de 16 horas, dejando un saldo de dos personas muertas, decenas de heridos y destrucción de la parroquia, Capilla del Santísimo y la Casa Rural. #YorezoporlaCEN #OEA #ONU #CIDH.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *