Jornada de las Misiones: Iglesia en Bélgica ayuda a huérfanos de Liberia

Jornada de las Misiones: Iglesia en Bélgica ayuda a huérfanos de Liberia
Con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones, que se celebra el 18 de octubre, la Iglesia belga ha elegido Liberia, país de África Occidental ha sufrido tragedias, para destinar los fondos recaudados durante este domingo misionero a los orfanatos de la diócesis liberiana de Gbarnga, situada en el centro del país: uno de los territorios más afectados por el virus del Ébola entre 2014 y 2015, que dejó a muchos niños sin padres.

Liberia es el país elegido este año por la Iglesia belga para la Jornada Mundial de las Misiones, que se celebra el 18 de octubre. “El país de África Occidental ha sufrido tragedias que le han hecho experimentar, probablemente más que ningún otro pueblo, la importancia de la solidaridad y la fuerza de la fe”, explica Missio Bélgica, las Obras Misionales Pontificia de Bélgica. Las dos primeras guerras civiles sangrientas (de 1989 a 1997 y de 1999 a 2003) y más recientemente la epidemia del Ébola sumieron a Liberia en la pobreza extrema y causaron traumas que siguen socavando su tejido económico y social. “Por lo tanto, el pueblo tiene una necesidad vital de apoyo material, pero también de perdón, reconciliación y acompañamiento espiritual”, subraya Missio.

Las primeras víctimas de la pobreza son los niños de Liberia. Muchos son los que no pueden contar con sus padres porque son huérfanos, abandonados o sus familias ya no pueden cuidar de ellos. Por ello, Missio Bélgica ha decidido destinar los fondos recaudados durante este domingo misionero a los orfanatos de la diócesis liberiana de Gbarnga, situada en el centro del país, uno de los territorios más afectados por el virus del Ébola entre 2014 y 2015, que dejó a muchos niños sin padres. El Estado no se ocupa de ellos y la población local, en su mayoría agricultores empobrecidos por la crisis económica, no tiene los medios para ayudarlos.

Garantizar un techo y el amor de la familia
La diócesis se ha hecho cargo de 8 orfanatos que proporcionan, dentro de sus posibilidades, comida, ropa, atención médica y educación.

Estas instituciones garantizan un techo, pero sobre todo el amor de una familia. De hecho, son muchos los niños que sufren problemas psicoafectivos debido al trauma sufrido. Por lo tanto, es de primordial importancia darles no sólo ayuda material, sino también apoyo psicológico, para aumentar su autoestima y asegurar su futura integración social.

Apoyo socio-psicológico de los niños
La diócesis de Gbarnga hace lo que puede, pero no es suficiente. Por eso las Obras Misionales Pontificias Belgas piden a los fieles católicos que den su contribución financiera a este generoso proyecto. “Sus sonaciones permitirán cubrir los gastos escolares, la alimentación, pero también el apoyo socio-psicológico de estos niños”, señala Missio.

Además de la iniciativa en apoyo de la Iglesia de Liberia, durante el mes misionero de octubre, este año bajo el lema “Aquí estoy, envíame”, las Obras Pontificias belgas han promovido varias otras actividades para concienciar a los fieles de la importancia de participar activamente en la misión siguiendo la exhortación del Papa Francisco, en el mensaje para la Jornada, “salir de ti mismo” para llevar el Evangelio al mundo herido por la pandemia Covid-19.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *