Obispos de El Salvador: “La reconciliación es fruto de la verdad y la justicia»

obispos-de-el-salvador-la-reconciliacion-es-fruto-de-la-verdad-y-la-justicia
La semana pasada, se llevó a cabo la Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal de El Salvador, en sus trabajos reflexionaron sobre “la realidad nacional, preocupados por las víctimas y por los que sufren vulneraciones a sus derechos”. Además, declaran este 2020, Año Jubilar Martirial, para recordar los mártires del país en particular el 40 aniversario del Martirio de San Romero.

En el mensaje final de los obispos que leyó el Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, recuerdan el 40 Aniversario de la aterradora masacre del Rio Sumpul, Chalatenango, el 14 de mayo de 1980, durante la guerra civil.
Paramilitares y la Fuerza armada, dieron muerte a casi 600 personas campesinos, incluso mujeres y niños que intentaban cruzas el río Sumpul, cerca del caserio de las Aradas, para huir hacia Honduras. Esta masacre contó con la cooperación de las fuerzas Armadas hondureñas, que impidieron el paso de los campesinos. El operativo militar inició el día anterior como una operación antiguerrillera. Familias enteras huyeron ante esta represión, y fueron masacrados por tierra y aire.

Los mártires de El Salvador
En el mensaje los obispos anuncian la serie de actividades que tendrá la Iglesia salvadoreña en este jubileo, celebrando fechas de gran importancia martirial para el país: el 12 de marzo, 43 Aniversario del martirio del Padre Rutilio Grande, el 24 de marzo, 40 Aniversario del martirio de San Oscar Arnulfo Romero, 14 de junio, 31 de julio, 1 y 2 de agosto, gran Peregrinación a Ciudad Barrios, Ciudad natal de San Oscar Arnulfo Romero. 40 Aniversario del martirio del Padre Cosme Spessotto, en noviembre, 50 Aniversario del martirio del Padre Nicolás Antonio Rodríguez, y en diciembre, 40 Aniversario del martirio de las Hermanas misioneras de Norte América. Entre las actividades celebrativas en este 2020, tendrá lugar también un congreso nacional sobre los mártires de El Salvador.

Mensaje: que se garanticen los derechos humanos
Los obispos piden en su mensaje a la Asamblea Legislativa que se promulgue la “Ley de Reconciliación Nacional”, para que finalmente haya justicia por las víctimas, que se sepa la verdad sobre sus crímenes y los familiares de los mártires salvadoreños puedan recibir “el debido resarcimiento de daños”.

Los obispos solicitan también un “nuevo sistema previsional, que garantice el derecho a la pensión digna que tienen todos los trabajadores”. Y que sea aprobada la Ley General de Aguas, que garantice el derecho humano al agua a todos los salvadoreños, con una regulación que impida todo abuso y privatización del agua.
Piden además a los salvadoreños que hagan valer su derecho de participación democrática y “hacer sentir su voz en las redes sociales, enviando el mayor número posible de mensajes a los diputados, exigiéndoles que, en cumplimiento de su mandato constitucional, legislen” la ley de reconciliación Nacional, la de un nuevo sistema previsional, y la ley general de aguas.

Palabras de aliento para los migrantes
Los obispos tuvieron palabras de aliento para los migrantes. Oran por todos ellos y abogan “por el respeto de sus derechos”. Por último, hacen un llamado a “todo el Pueblo de Dios a continuar trabajando sin desmayo por la reconciliación y la paz del país, con la confianza puesta en Dios orando continuamente; y a la vez trabajando incansablemente, por la verdad, la justicia y el bien común, como lo hicieron sus mártires”.

50 años de sacerdocio del cardenal Rosa Chávez
El 24 de enero, se cumplieron los 50 años de sacerdocio del Cardenal Gregorio Rosa Chávez. Ese día se celebró la santa misa de acción de gracias, que presidió el Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas.

La inquietud vocacional de Monseñor Rosa nace a raíz de su padre, Salomé Rosa, quien durante una conversación le dijo “tú traes para sacerdote”. También por las palabras que Monseñor Romero pone en su diario sobre su visita al Seminario Menor antes de morir. Cuando tenía menos de 14 años visitó el Seminario Menor para hablar de vocación y fue recibido por el Padre Rafael Valladares, amigo de Monseñor Romero, quien lo recibió con ternura y le compartió un libro de la vida de Jesucristo. La figura de Monseñor Romero, la de Monseñor Rafael Valladares y su padre, Salomé Rosa son los principales promotores para que en él naciera la inquietud de ser sacerdote.

Actualmente es párroco de la Parroquia San Francisco en San Salvador. Durante un tiempo trabajó de cerca con el ahora santo, San Óscar Romero, luego del asesinato de este, el Cardenal se ha esforzado por pregonar la palabra de Romero y ser uno de los principales promotores de su causa de canonización.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *