Países y Conferencias Episcopales, solidarios con Nicaragua

Países y Conferencias Episcopales, solidarios con Nicaragua

Tras las agresiones que sufrieron los obispos y miembros de la prensa el lunes, que siguieron a aquellas sufridas por la comunidad del departamento de Carazo, siguen uniéndose los países de América Latina en una manifestación solidaria de cercanía y de repudio a la violencia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Oficina Regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, rechazaron enfáticamente las agresiones sufridas por varios integrantes de la Iglesia Católica en Diriamba el lunes, dando un alerta sobre la “campaña de estigmatización” que sufren las personas, entre ellas la Iglesia católica, por su trabajo de protección a la integridad física de las personas manifestantes y por su fundamental rol en la mediación del Diálogo Nacional.

En un comunicado exhortaron al Estado a que se abstenga de hacer declaraciones públicas que estigmaticen a actores que defienden los derechos humanos y otros que integran el proceso de Diálogo Nacional. Esta estigmatización –aseguraron- puede incentivar la violencia en contra de las personas en razón de sus opiniones.

Solidaridad y rechazo a la violencia

Mientras tanto siguen llegando mensajes de solidaridad y rechazo a las violencias, y de llamado al diálogo, por parte de las conferencias episcopales de América Latina. En efecto después de Costa Rica, Panamá, Argentina y México, también los obispos de Guatemala, Cuba y Honduras, enviaron su mensaje a los Obispos de Nicaragua:

“Alabamos y apoyamos solidariamente desde la comunión eclesial, los esfuerzos que nuestros hermanos obispos nicaragüenses hacen al acompañar al pueblo sufrido y buscar una salida en justicia y verdad a tal situación”, escribieron los obispos de Guatemala.

“Estamos convencidos – añadieron – que sus sufrimientos y los del inocente pueblo nicaragüense, unidos a los de Jesús, el Señor, darán frutos de una verdadera paz”. “Nosotros, los obispos de Guatemala manifestamos nuestro repudio ante tales hechos de violencia y nuestra cercanía y solidaridad al pueblo y a los obispos de Nicaragua que anhelan y buscan la paz”.

Los Obispos de Cuba, por su parte, en una carta dirigida al Presidente de la Conferencia episcopal de Nicaragua, el cardenal Brenes, manifestaron su profunda “tristeza y horror”, por la barbarie ocurrida el domingo en la Basílica de San Sebastián en Diriamba: estos hechos de violencia y profanación – escribieron – de crímenes y abusos de poder, resultan verdaderamente denigrantes y, por ello, experimentamos el lógico sentido de fraternidad pastoral ante el momento que afrontan.

“Que la Madre Purísima sosiegue a los violentos, abra la mente de los que están dispuestos a matar y se logre la armonía en el pueblo que sufre, y que la misma esté sustentada en el respeto, la justicia y el bienestar de todos” expresaron, con un deseo de que los caminos de perdón y diálogo, verdad, justicia y legalidad constitucional, conduzcan a la paz.

Por su parte la Conferencia Episcopal de Honduras – junto con todo el pueblo hondureño – , manifestó su apoyo, solidaridad y acompañamiento en todo su actuar pastoral a los obispos. “A la Iglesia que peregrina en Nicaragua ha tocado ahora cargar con el dolor y sufrimiento de todo el pueblo nicaragüense”, escribieron.

“Nos unimos a tantas Conferencias Episcopales e iglesias particulares que han expresado un valioso testimonio de comunión para elevar juntos una súplica y plegaria al Padre celestial, pidiendo por la paz y la justicia en Nicaragua, pidiendo por su Iglesia y por cada persona y cada familia que viven en medio del peligro, la amenaza y la incertidumbre”.

Obispos Europeos piden a la UE sostener las iniciativas de mediación

El Presidente de la Comisión de los Asuntos Exteriores de la Comisión de los Episcopados de la Comunidad Europea (COMECE), Mons. Rimantas Norvila, en un mensaje de condena a la agresión que sufrieron el Card. Brenes, Arzobispo de Managua, Mons. Báez, el Auxiliar, y el Nuncio Apostólico Sommertag, pidió a la Unión Europea que sostenga las iniciativas de mediación y reconciliación emprendidas por los obispos nicaragüenses en el proceso de diálogo nacional en busca de una paz duradera.

Mons. Norvila, en nombre de la COMECE, expresó solidaridad a la Iglesia en Nicaragua en este período difícil, y compartió la viva preocupación, expresada por el Santo Padre, en relación a la situación en el País.

“En los últimos tres meses la tensión en Nicaragua se agudizó fuertemente a causa del deterioro de la situación económica y del proceso electoral, y ha causado la muerte de más de 250 personas”.

Obispos de Nicaragua continúan como testigos y mediadores del diálogo

Recordamos que los Obispos Nicaragüenses expresaron en declaraciones a la agencia Fides, que a pesar de las manifestaciones de violencia, su rol de mediadores y testigos del diálogo nacional continúa, con el mismo entusiasmo y la misma entrega, y que pronto llamarán a sesiones plenarias. Se reafirmó la voluntad de continuar como garante en el diálogo “porque- dijo Mons. Báez Obispo Auxiliar de Managua – seguimos creyendo que el diálogo es la manera de superar la violencia”.

“No nos retiramos, a pesar de la hostilidad del gobierno”, afirmó el Obispo, quien también instó a los nicaragüenses a tener fe y esperanza de que la paz se logre utilizando métodos pacíficos.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *