Papa Francisco: “Cualquier mujer del mundo puede imitar a María”

Papa Francisco: “Cualquier mujer del mundo puede imitar a María”

Papa Francisco habla de la Virgen María y su “normalidad” en los 11 episodios que forman el programa “Ave María” de la televisión de la Conferencia Episcopal italiana Tv2000

Después del éxito que tuvo el año pasado el programa “Padre Nuestro” en el que el Papa Francisco conversaba acerca de dicha oración con el capellán de la cárcel de Padua, Marco Pozza, Tv2000 (el canal de televisión de la Conferencia Episcopal Italiana) en colaboración con el Dicasterio para la Comunicación del Vaticano, ha querido repetir el encuentro, aunque en esta ocasión será la oración del “Ave María” la que ocupe el tema de diálogo.

El próximo 16 de octubre dará inicio el primero de los 11 episodios en los que el Papa Francisco hablará de la Virgen, su “normalidad” y su santidad; diálogos que se emitirán cada martes, y que están recogidos en un libro que sale hoy a la venta en Italia y que en España, bajo la Editorial Romana y LEV, estará disponible en las librerías a partir del 23 de octubre.

“La Virgen es una muchacha normal, una muchacha de hoy, una muchacha no puedo decir de ciudad porque no estaba en la ciudad, sino en un pueblito, normal, educada normalmente, abierta a casarse, a formar una familia”, explica Francisco en la emisión “Ave María”.

Explicar el “Ave María”: la oración más querida en el mundo
El objetivo del programa es explicar la oración mariana más extendida en el mundo a través de entrevistas a mujeres relacionadas con el mundo de la cultura y del espectáculo, tales como la modelo y presentadora de televisión Michelle Hunziker, la periodista italiana Federica Angeli, así como historias de madres, esposas e hijos que contarán cómo la figura de María ha influido en sus vidas.

Esquema del programa
Cada uno de los once episodios – nueve dedicados al Ave María y dos al Magnificat – serán trozos de la entrevista al Papa Francisco, que se transmitirá integral el domingo 23 de diciembre. “Cualquier mujer en este mundo” – explica el Pontífice – “puede decir ‘pero yo puedo imitar a María’, porque es normal. Incluso su matrimonio virgen, casto, ha sido un matrimonio normal: trabajar, hacer la compra, hacer las tareas domésticas, educar al niño, ayudar al marido”.

El “escándalo de la santidad”
El Papa Francisco explica cómo la santidad de Nuestra Señora “es fácil de decir; no de entender, pero sí de decir. Es la plenitud del Espíritu Santo en sí mismo. Es el Espíritu Santo quien la llenó, ella es consecuente con eso”. Citando al escritor francés Joseph Malègue, el Papa explica cómo “el escándalo y la dificultad no es entender si Dios existe, sino comprender que Dios se convirtió en Cristo”. Este es el escándalo. Y la Virgen está allí en el centro del escándalo. La santidad está en el centro de este escándalo. Tu no puedes entender la santidad sin entender este escándalo: que Dios se hizo Cristo, es decir ungido, hombre como nosotros”.

José y María, una “hermosa pareja”
El Pontífice también habla del marido de María, San José: “Él era el esposo. Ella nunca le dijo a José: ‘Yo soy la madre de Dios, tú eres el empleado de Dios’, sino ‘tú eres mi marido’” explica el Papa. Ella – continúa – “le hacía la comida, hablaba con él, hablaban del hijo, compartieron la angustia cuando el niño a los 12 años se quedó en Jerusalén. Y ella escuchaba a José y obedecía a José. Las grandes decisiones las tomaba José, era normal en ese tiempo. Ella es la llena de Gracia, él es el justo. El hombre observante de la palabra de Dios, justo. Hermosa pareja”.

Entre las mujeres del programa, una madre de Plaza de Mayo
Entre las mujeres entrevistadas para “Ave María” destaca una periodista italiana de origen judío de noventa años, que huyó a Argentina en la década de 1930 debido a las leyes raciales y luego se convirtió en una de las madres de Plaza de Mayo por la muerte de su hija de diecinueve años en uno de los “vuelos de la muerte” organizados por la dictadura. “A una mamá que ha sufrido lo que sufrieron las madres de Plaza de Mayo yo le permito todo” – cuenta el Papa – “porque no se puede comprender cuál es el dolor de una mamá. Muchas veces dicen: ¿pero dónde estaba la Iglesia que en ese momento no nos defendió?”. “Yo estoy callado, las acompaño. La desesperación de una mamá de Plaza de Mayo es terrible. Debemos acompañar y respetar el dolor, tomarlas de la mano”.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *