Segundo briefing: la destrucción de la naturaleza contradice la fe cristiana

Segundo briefing: la destrucción de la naturaleza contradice la fe cristiana
Se lleva a cabo la segunda sesión informativa sobre los trabajos sinodales para la Amazonía que hoy se han centrado en la amenaza de la explotación minera y la importancia de la formación de laicos y sacerdotes en la zona.

La amenaza de la explotación minera, la importancia de la formación de laicos y sacerdotes en la Amazonía, el desafío de la Iglesia en esta zona y el pasar de una pastoral de visita a una de presencia. Son estos los temas centrales sobre los que han reflexionado los padres sinodales en su segundo día de trabajos. Así lo ha explicado esta mañana Paolo Ruffini, Prefecto del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano, durante el segundo briefing dedicado al Sínodo para la Amazonía que ha tenido lugar en la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Ruffini explicó que es necesario formar a los laicos y a los sacerdotes para nutrir a las comunidades eclesiales de lugares individuales, pero también habló de la necesidad de que esta formación sea “asimilada” y enfocada plenamente en las culturas de estos pueblos o por el contrario se corre el riesgo de que quien siente la vocación sacerdotal pueda abandonar el seminario. En cuanto al papel de los laicos, el Prefecto del Dicasterio para la Comunicación aseguró que es necesario comprometerse más en su formación y entender cuál es el papel que pueden ejercer en el testimonio evangélico, a partir de sus propios carismas y vocaciones, que no son necesariamente las del ministerio ordenado.

Por otro lado, el Prefecto del Dicasterio para la Comunicación habló acerca de la ayuda que se debe brindar a estas comunidades, poniendo en relevancia la ayuda para el acceso a los sacramentos, pero también la ayuda en forma de escucha. En este sentido, Ruffini subrayó que la Iglesia debe comprometerse siempre con la escucha, en particular trabajar con los pueblos para sanar las heridas del pasado porque “escuchar” significa “acoger”, “decirle al otro tu eres importante para mí”.

En cuanto a la degradación medioambiental, el Prefecto dijo que se ha propuesto que se amplié la mira más allá de la Amazonía y explicó que “la destrucción de la naturaleza contradice la fe cristiana” y es por ello que todos los países están llamados “a asumir sus propias responsabilidades”.

El desafío de la Iglesia en esta zona también ha sido otro de los temas en los trabajos de los padres sinodales. Ruffini ha expresado que este papel radica en como evangelizar de una forma nueva, yendo más allá del colonialismo, pues “la responsabilidad universal de la Iglesia – ha puntualizado – nos hace imposible pensar en el dominio de una cultura sola” y además ha recordado que la catolicidad de la Iglesia se basa en el respeto y en la complementariedad. Por último, hablando acerca de la falta de presencia de sacerdotes en la zona, ha hecho hincapié en la importancia de desarrollar una pastoral de presencia y no solo de visita.

Una Iglesia de rostro amazónico es una Iglesia de rostro joven
Otro de los participantes ha sido el Padre Giacomo Costa, S.I., Secretario de la Comisión para la Información, quien ha subrayado la importancia de la atención al cuidado de los jóvenes: “Nos preocupamos por nuestros jóvenes conectándonos también con las dificultades de los contextos urbanos, la pérdida de la cultura, de la extradición de los jóvenes que llegan a estos contextos urbanos y se sienten algo perdidos”. En este sentido, el padre Costa invitó a las iglesias, a las conferencias episcopales y a los religiosos y religiosas de la zona a colaborar para no cerrar fronteras.

La figura de San Francisco de Asís
En su intervención, el cardenal Pedro Ricardo Barreto Jimeno, Arzobispo de Huancayo en Perú y Vicepresidente de la Red Eclesial Panamazonica, recordó como la Iglesia siempre se ha preocupado siempre por los pueblos indígenas y habló de la importancia de la figura de San Francisco de Asís.

Luego, respondiendo a la pregunta de un periodista que habló de que en alrededor de veinte pueblos amazónicos se practica el infanticidio, el cardenal Barreto afirmó que no todo es de color rosa entre los pueblos originarios, pero aseguró que nunca había escuchado eso en este momento hubiera 20 pueblos amazónicos que practican infanticidio. Además, señaló que toda vida humana es sagrada y si alguien afirmara dentro de la Iglesia que estas prácticas son posibles, está rechazando la esencia del Evangelio.

Violación de derechos en la Amazonía y la autoridad moral de la Iglesia
Victoria Lucia Tauli-Corpuz, Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, fue otra de las exponentes en este segundo briefing. Victoria centró su intervención en la degradación medioambiental que está sufriendo la Amazonía. Habló de la cantidad de mercurio que se utiliza en la industria extractiva, de los ríos que se han secado debido a la construcción de embalses y de los proyectos de extracción de petróleo que amenazan a estas poblaciones. “Valoro mucho este Sínodo panamazónico porque creo que es un proceso que llega en el momento más acertado si consideramos la gravedad de la destrucción del medioambiente amazónico”. También habló de la violación de los derechos humanos de los pueblos indígenas asegurando que “deberían estar protegidos por el mundo y por la Iglesia en particular”: “Yo creo que la Iglesia tiene una autoridad moral y espiritual muy importante para hablar al mundo cuando se producen estas violaciones de los derechos humanos”.

Momento de urgencia. Nuestro planeta Tierra está en riesgo
Entre los exponentes, también estuvo Moema Maria Marques de Miranda, laica franciscana y Asesora de la REPAM. Moema habló de la importancia del Sínodo y de cómo se está desarrollando en un momento “único” en la historia de la Iglesia: “estamos viviendo lo que ningún ser humano ha vivido hasta ahora, la posibilidad del fin de nuestro planeta” y precisó que el Papa Francisco entendió perfectamente “esta urgencia”. La Asesora de la REPAM explicó además que los pueblos indígenas nos pueden enseñar acerca del cuidado del planeta, pues ellos aprendieron antes que nosotros a defenderlo.

Por la tarde, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, especificó «con respecto a la pregunta formulada hoy durante la sesión informativa sobre el trabajo sinodal, sobre la presencia de representantes de las Naciones Unidas en los Sínodos anteriores», que en el pasado ha habido dos invitados especiales, específicamente en la Asamblea Especial para África, en 2009 «: Rodolphe Adada, ex Representante Conjunto del Secretario General de las Naciones Unidas y Presidente de la Comisión de la Unión Africana en Darfur y Jacques Diouf, Director General de la FAO .

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *