Turquía: arrestado un sacerdote asirio

turquia-arrestado-un-sacerdote-asirio

Por el momento no existen razones oficiales para la detención de Sefer (Aho) Bileçen, que se remonta al 9 de enero, aunque la noticia sólo se ha relanzado en los últimos días a raíz de las denuncias sobre activistas sociales y fieles de las comunidades locales asirias y caldeas.


Las autoridades turcas han arrestado a tres cristianos, entre ellos un sacerdote asirio de la iglesia Mor Yakup, en la provincia sudoriental de Mardin, en una zona de mayoría kurda en la que las tensiones con el gobierno central persisten desde hace tiempo, informa la agencia de noticias Asia News. Según la agencia, un fiel local ha afirmado, de forma anónima, que el monje asirio se enfrenta a una pena de entre cinco y diez años de prisión “por distribuir pan a los miembros del PKK”, el partido ilegal de los trabajadores del Kurdistán en Turquía, cuyo líder Abdullah Öcalan está en prisión desde 1999.
Entrevistado por International Christian Concern Uzay Bulut, un periodista turco que lleva años en Estados Unidos, informa que “este último arresto de tres asirios puede estar relacionado con los conflictos en curso entre el PKK y el ejército turco”. Por desgracia, añade, “los asirios están en medio de estos dos grupos hostiles”. Entre los decenios de 1980 y 1990, miles de aldeas asirias del sudeste del país fueron evacuadas durante el punto álgido del conflicto armado entre los kurdos y los turcos. Y muchos de los cristianos se vieron obligados a abandonar sus hogares y tierras en busca de la salvación.

El líder de la comunidad asiria en Mardin, Yuhanna Aktaş, se lamentó de la falta de información sobre el arresto del sacerdote señalando que el monje arrestado es muy joven, y que no “hay nadie a su alrededor”, excepto “un puñado de estudiantes”.

No se olviden de hacer ‘click’ en la opción ME GUSTA de nuestra página de Facebook y de seguirnos en Facebook para recibir todos los audios, artículos, imágenes, videos e informaciones del Papa Francisco actualizado.

Fuente: Vatican News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *